Aunque en el Reino Unido esperan que su Reina Isabel II viva muchos años más, en el Palacio de Buckinham ya sabe cómo actuar cuando fallezca la jerarca que lleva 65 años en el trono y que actualmente tiene 90 años de edad.

De acuerdo al diario británico “The Guardian”, cuando muera la reina se aplicará la Operación London Bridge, mediante la cual se informará del fallecimiento a su familia y a los altos mandos del gobierno.

En la misma publicación se explica que el cuerpo de la Reina permanecerá dentro de la sala del trono, en Buckingham, donde será honrado durante 10 días con las banderas izadas a media asta.

Al día siguiente, el Príncipe Carlos se convertirá en rey. Tres días después, el ataúd será trasladado al Palacio de Westminster, donde permanecerá cuatro días para otro homenaje.