La iniciativa privada del país, calificó como un primer gran paso la promulgación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) sin embargo afirmó que ahora el principal reto, es ponerlo en marcha, su adecuada articulación y coordinación, la selección de los funcionarios y de los integrantes del comité ciudadano, así como asegurar que aspectos fundamentales para el éxito del sistema se precisen y aseguren por los órganos de decisión.
Los organismos como la Concanaco, Concamin, Coparmex y el Consejo Coordinador Empresarial, este último que encabeza Juan Pablo Castañón, destacaron que la corrupción en el país es un lastre que implica enormes costos económicos, políticos y sociales, ya que tan solo para las empresas genera una pérdida del 5 por ciento de las ventas anuales; mientras que en el Producto Interno Bruto representa el 9 por ciento, según estimaciones del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).
Por su parte el presidente de la Canaco Humberto Lozano, calificó como positiva la renuncia de Virgilio Andrade a la Secretaria de la Función Pública, ya que de manera voluntaria deja el camino libre para que el Senado de la República determine quien será su sucesor en el nuevo marco del sistema anticorrupción hoy promulgado.