En el Senado de la República hay una nueva propuesta para aumentar el precio de los refrescos.

El senador Armando Ríos Piter, negó que se trate de una propuesta con fines recaudatorios, explicó que México ocupa el primer lugar a nivel internacional, en obesidad y en diabetes infantil, por lo que se busca ayudar a la salud de los mexicanos.

La propuesta fue presentada a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión y contempla entre 1 y 2 pesos por litro y se trata de reformar la Ley del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS).

Los recursos que se obtengan, explicaron los senadores Zoé Robledo y Mario Delgado, deberán destinarse al Sistema Nacional de Salud.

Ríos Piter agregó que el impuesto ya existente generó entre 2014 y 2016, ingresos por 50 mil millones de pesos, y una disminución en 6 por ciento, del consumo de refrescos. Además en caso de seguir la actual tendencia, para los próximos cinco, 10, 15, 20 años uno de cada tres mexicanos y mexicanas podrían estar en condición de tener diabetes.