En el senado de la República hay una propuesta para que el “Turismo Electoral” sea considerado un delito federal grave.

La iniciativa, que es analizada en comisiones; busca erradicar la práctica que llevan a cabo algunas personas en cuanto a credencialiserse en entidades en las que no radican para lo cual utilizan documentos falsos, y lo hacen para apoyar a diversos personajes durante los procesos electorales.

La propuesta es del senador Daniel Ávila, quien asegura que tiene documentados más de 4 mil 800 casos de yucatecos que llevaron a cabo esta práctica y que se credencializaron en Quintana Roo.

El turismo electoral es el hecho de que las personas se credencialicen en entidades diferentes a las que radican y lo hacen sólo para votar durante algún proceso electoral.