Nacomenudeo, secuestro, trata de personas y extorsión, son algunos delitos de alto impacto que se cometen con frecuencia en la delegación Cuauhtémoc, y autoridades tienen ya detectados puntos como plazas, cruceros, unidades habitacionales y establecimientos donde se cometen.

Por ello el jefe delegacional, Ricardo Monreal propone crear un frente contra la inseguridad.

“Y el intentar combatirlo de manera aislada es un error, por eso estoy convocando a un frente amplio en el que estén involucrados todos los jefes delegacionales encabezados por el Jefe de Gobierno, pero también procuradurías tanto la General de la República, como la del DF, Secretaría de Seguridad pública y de Gobernación”.

Tras reunirse con diputados locales a quienes entregó un diagnóstico donde se detallan las calles donde se ubican los lugares de alta incidencia, Monreal Ávila dijo que se trata de una tarea no solo de los jefes delegacionales, ya que ellos ni siquiera cuentan con facultades para hacer frente el problema, el cual requiere de apoyo integral, no solo del gobierno central, sino también federal.

Destacó que dicho diagnostico ya fue entregado hace unos meses a la Procuraduría de Justicia capitalina, pero a la fecha no se ha actuado al respecto.