La Unidad Coordinadora de Vinculación y Participación Social, junto con organizaciones sociales, impulsa instituir el 23 de julio como Día Nacional de Labio y Paladar Hendido en México, debido a que es un problema que se presenta en uno de cada 750 nacimientos anuales.

El labio y paladar hendido, es una anomalía craneofacial que provoca el desarrollo incompleto del labio superior y/o paladar, durante el desarrollo fetal.

Entre los factores asociados se encuentran los genéticos, la deficiencia de vitaminas del grupo B, como el ácido fólico, y el consumo de alcohol, drogas y cigarros, así como la exposición prolongada a ciertos químicos.