Tras los hechos violentos ocurridos recientemente en Acapulco, el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, aseguró que el fortalecimiento de los programas sociales pueden ser parte de la solución a los problemas que enfrenta Guerrero.

“Reconocemos los retos que enfrenta el estado en materia de violencia, pero reconocemos y fortalecemos nuestra presencia para que los programas sociales sean parte de la solución a los retos que enfrenta Guerrero.”

Durante su participación en el seminario “Lograr el crecimiento incluyente en México”, organizado por la UNAM, el Colegio de México y la OCDE-Latinoamérica, el encargado de la política social del país, sostuvo que el despliegue de la SEDESOL en la entidad contribuye de manera importante en la reconstrucción del tejido social.

Y para ello, la dependencia a su cargo ha firmado convenios con el gobierno del estado para fortalecer el combate a la pobreza y la inclusión de los guerrerenses en los diferentes programas sociales.