Continúan las multas por parte de la PROFEPA a las automotrices por comercializar vehículos sin el certificado ambiental correspondiente, ahora fue la empresa Subaru la que se hizo acreedora a una multa por un millón 600 mil pesos por importar y/o comercializar 703 vehículos sin la certificación correspondiente

A través de un comunicado se señala que la empresa solo obtuvo de manera previa a la importación y comercialización de sus vehículos, 7 Certificados NOM de Cumplimiento Ambiental, de un total de 21 que emite la PROFEPA, obteniendo los 14 restantes, posterior a estos acontecimientos.

En este sentido la PROFEPA reitera que continuará vigilando que la industria automotriz en México cumpla con la normatividad ambiental y que no comercialice e importe vehículos en el territorio nacional sin contar con los certificados necesarios.