Tras una inspección realizada por la PROFEPA en las instalaciones de la planta de Clorados III operada por la empresa Mexichem, ubicada en el interior del Complejo Petroquímico Pajaritos en el Municipio de Coatzacoalcos, Veracruz.

Se ordenó la clausura temporal, así como medidas de seguridad y correctivas tras la explosión registrada el pasado 10 de abril en dicho lugar, lo que generó residuos peligrosos provenientes de las diferentes sustancias químicas que se encontraban en los equipos de proceso.

Los cuales  tienen características de peligrosidad y deberán ser retirados y enviados a empresas autorizadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, para su disposición final.

De igual modo se ordenó realizar un estudio de caracterización y un programa de remediación, ya que los materiales y residuos peligrosos generados con motivo de la explosión, incendio y acciones para su atención pudieron haberse desplazado en la parte interna y externa del Complejo petroquímico.

La clausura se levantará una vez que se lleven a cabo las medidas correctivas