Debido a que la Delegación Iztapalapa no subsanó las irregularidades encontradas en una inspección realizada en 2013, la PROFEPA decomisó 21 ejemplares de vida silvestre de la Granja del Parque del Pueblo Cuitláhuac y clausuró de forma parcial temporal el lugar, al tiempo de imponer una multa por $50,512.80 pesos.

A través de un comunicado se detalla que entre las irregularidaes encontradas está el maltrato animal, falta de alimento, nula atención médica y malas condiciones en este parque inaugurado el 12 de agosto de 2012 por las autoridades de esa demarcación.

Entre los animales decomisados y que fueron canalizados a un zoológico ubicado en el estado de Querétaro, donde se les brindará el cuidado y manutención que necesitan, se encuentran 2 camellos, 2 cebras, 11 ciervos rojos y 6 llamas, todos considerados como especies silvestres exóticas, por no distribuirse de manera natural en México.