Con el propósito de evitar que se cometan abusos durante los festejos del 10 de mayo, la Profeco intensificó sus acciones de verificación y vigilancia en restaurantes.

Esto luego de que son frecuentes las quejas en esta fecha, como  obligar al pago de propinas, realizar cargos extras no contemplados, exigir consumo mínimo, no aclarar promociones y condicionar el servicio.

Por ello la PROFECO y la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) acordaron como acción inmediata, la colocación de un decálogo de reglas básicas de respeto a los usuarios de restaurantes, en un lugar visible de sus establecimientos afiliados, con la finalidad de divulgar los derechos del consumidor y prevenir irregularidades.