Integrantes de la Central Campesina Cardenista, advirtieron que el recorte presupuestal anunciado para el campo así como el escenario económico internacional, podrían obligar a los pequeños productores a hacer un paro agrario, al no contar con los insumos necesarios para la producción de alimentos.

De ahí que hicieran un llamado al Gobierno Federal a no eliminar los programas dirigidos a este sector, de lo contrario adelantaron que realizarán una movilización campesina para el próximo mes de agosto

En conferencia de prensa, el líder campesino Max Correa, señaló que “si la Secretaría de Agricultura y la Secretaría de Hacienda no toman en serio el planteamiento, el riesgo de recortar estos programas, que van enfocados al pequeños productos vamos a tener series dificultades para el abasto de alimentados y garantizar el derecho a la alimentación”.

Señaló que esta situación se verá reflejada para el ciclo otoño-invierno ante el alto costo de los pesticidas y fertilizantes.