Obesidad, sedentarismo, tabaquismo y alcoholismo son factores de riesgo para desarrollar cáncer de próstata, además de herencia genética, por eso es recomendable que varones mayores de 40 años acudan a un urólogo para detectar posibles casos en etapas tempranas

“cuando el cáncer ya es invasor, cuando no está localizado todavía en la glándula, que ya tiene metástasis a hueso, que ya se fue muchas veces a pulmón, la persona comienza a tener problemas respiratorios, se levantan en la noche a estar orinando, el chorro de la orina no es pareja, la glándula está crecida”

Así lo dijo la doctora María Teresa Cisneros, de la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer y aclaró que se estima que el cáncer de Próstata es la segunda causa de mortalidad por tumores malignos en hombres de 65 años o más y causa alrededor de cinco mil fallecimientos cada año en el país

Por su parte, Narciso Hernández, jefe de Uro-Oncología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del IMSS, dijo que siete de cada diez casos son detectados en etapas avanzadas, pese a que existen pruebas del antígeno prostático específico, exploración rectal digital y biopsia de próstata

Recordó que el cáncer de próstata, sin tratamiento, se disemina a otras partes de cuerpo, proceso que se conoce como metástasis

El tiempo de vida de un paciente con metástasis ósea es de dos años y por eso es importante que los hombres de 45 años en adelante acudan una o dos veces al año a que les practiquen los estudios de detección.