Ante un contexto económico internacional adverso y con un elevado grado de incertidumbre, la política fiscal debe contar con instrumentos que generen certeza en beneficio de las familias y las empresas del país, así lo afirmó la Secretaria de Hacienda.
En su informe semanal, la dependencia federal, que encabeza José Antonio Meade, recordó que el 27 de febrero del 2014, el Gobierno de la República a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) suscribió el Acuerdo de Certidumbre Tributaria, con el objetivo de reforzar la estabilidad del marco tributario y otorgar certeza jurídica a los agentes económicos en la toma de decisiones.

Además, este instrumento permitirá a los hogares programar sus adquisiciones y ahorro, facilitar el proceso de planeación de las empresas –pequeñas, medianas y grandes, así como fomentar la inversión y el crecimiento económico del país.

En este contexto, con la entrega de la propuesta de Paquete Económico 2017, la presente administración refrendó el compromiso establecido en este acuerdo de no proponer nuevos impuestos, de no aumentar la tasa de los existentes y de no reducir o eliminar los beneficios fiscales ni las exenciones ya aplicables.

La Secretaria de Hacienda, recordó que el Acuerdo de Certidumbre Tributaria tiene vigencia hasta el 30 de noviembre del 2018. Desde su promulgación, se ha reforzado la estabilidad de las reglas en materia tributaria.