El Hospital Juárez de México se realizó el primer trasplante cruzado de riñón con donadores vivos no consanguíneos, es decir, entre personas que no son familiares directos e incluso, no se conocían pero que tuvieron la oportunidad de lograr un donador, lo que permitió reducir tiempos de espera

“en 2015 ingresaron 7 mil pacientes a diálisis, no en el Juárez, en todo el país, la actividad de trasplantes con donante cadavérico, no alcanza las necesidades de todos los pacientes, por muchas donaciones que haya, el 30% de los pacientes presentan incompatibilidad con su donante familiar, este 30% es el que podamos abatir”

image

Así lo dijo, Andrés Bazán Borges, Jefe del Programa de Trasplantes del Hospital Juárez de México y reiteró que se trata del primer procedimiento de esta naturaleza que se realiza en el Hospital Juárez de México, luego de que en el 2014 el Congreso de la Unión aprobó las reformas a la Ley General de Salud que en la actualidad permiten que un donador vivo pueda ofrecer algún órgano a otra persona, sin necesidad de que sean parientes directos.

Cabe hacer notar que el trasplante cruzado involucró a cuatro personas, ya que los dos donantes que habían ofrecido uno de sus riñones, eran incompatibles con sus respectivos pacientes. Por este motivo se buscó a quienes fueran viables entre los demás casos que se atienden en la unidad de trasplantes del Hospital Juárez de México.

Así se estableció una ruta crítica que terminó como casos de éxito para los pacientes Gonzalo Aranda Flores, de 64 años de edad, proveniente del estado de Morelos, dedicado al comercio, y Alejandro Camacho Duque, de 45 años de edad, de Guerrero, operador de maquinaria pesada en la construcción de carreteras.