Enrique Ochoa, dirigente nacional del PRI, aseguró que su partido vigilará y castigará a los diputados federales que gestionen recursos para el cobro de “moches” en la distribución del Presupuesto. Esto al asegurar que ya existen reglas claras para el reparto del gasto y para su revisión por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) o las contralorías locales.

Fue así que en un comunicado, afirmó: “Vamos a denunciar, fiscalizar y castigar a todos aquellos legisladores a quienes, a pesar de las nuevas reglas, traten de lograr un beneficio económico personal, a través de la gestión de recursos públicos”.

Por ello, rechazó que el PRI en la Cámara de Diputados pretenda revivir el fondo de los “moches”, como lo denunciaron legisladores de oposición.

En tanto, que alertó que los “entres o moches”, son una práctica impulsada creada por los legisladores del PAN, la cual el PRI reprueba energéticamente.

Según el dirigente, fue el tricolor quien propuso recortar de 20 mil a 10 mil millones de pesos el Fondo para el Fortalecimiento de la Infraestructura Estatal y Municipal, además, de dotarlo de reglas claras para su aplicación.

 Lo anterior, tras la denuncia del  diputado del PRI Jorge Estefan Chidiac, secretario de la Comisión de Presupuesto, sobre la intención de su bancada por buscar una reasignación de 10 mil millones de pesos para retomar el fondo de los “moches”, el cual no está considerado en el proyecto de Presupuesto.