Concluyó la Primera Reunión Nacional de Directores de las Unidades Médicas de Alta Especialidad del IMSS, donde se establecieron diversos compromisos para priorizar la prevención, mejorar la atención y eficientar el gasto.

Mikel Arriola, su director general, dijo que para dar continuidad a los compromisos y acuerdos que se presentaron en esta reunión es necesario seguir con el fortalecimiento financiero del Instituto, mantener y acelerar los procesos de simplificación de trámites, así como la modernización de infraestructura y equipamiento

En materia de trasplantes exhortó a los titulares de las unidades de tercer nivel para aumentar el número de licencias sanitarias con el fin de procurar órganos y tejidos en hospitales de segundo nivel, además de incrementar el número de trasplantes de donante vivo y cadavérico, así como el número de coordinadores hospitalarios de donación.