“Las previsiones de crecimiento del gobierno federal son un sueño guajiro”, advirtió el secretario de Acción Política Estratégica del PRD, Alejandro Sánchez Camacho.

“Es muy poco probable que podamos crecer por encima del 2% en 2017. Esto es alarmante por los impactos que se generan en la economía nacional.”

El perredista anunció que exigirán un plan emergente, toda vez que el presupuesto no puede ser aprobado con los recortes en educación, salud o desarrollo social y sí continúe el despilfarro en órganos autónomos.

Sánchez Camacho dijo que exigirán al nuevo titular de la SEDESOL, que los programas sociales no sean utilizados en las próximas elecciones.

Por último anunció una movilización nacional en defensa de un presupuesto digno que habrá de definirse en el próximo consejo consultivo del PRD.