Tras recibir el segundo informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes sobre el caso Ayotzinapa, el presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, James Cavallaro lamentó que el estado mexicano no prorrogara el mandato del GIEI y que ni siquiera se presentarán autoridades federales a la presentación del informe.

“Lamenta profundamente que el estado haya manifestado su posición de no apoyar la prórroga de mandato del GIEI y poner fin al acuerdo a pesar de que los objetivos permaneces incumplidos.”

El relator del organismo internacional para nuestro país enlistó las fallas que imperan en México en materia de investigación.

“La preponderancia de la prueba testimonial y la confesión, las serias carencias en procesos periciales y la falta de independencia de los órganos periciales, formalismo jurídico, ausencia de un análisis de contexto.”

Por último, Cavallaro hizo un llamado a las autoridades mexicanas, incluido el presiente, a continuar con las investigaciones, así como para que tomen cuenta las recomendaciones del grupo de expertos.