El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, presentó el prototipo del modelo de “taxi híbrido” que circulará en la capital del país, así como el diseño de las estaciones de recarga para unidades eléctricas, los cuales forman parte del proyecto de transformación del transporte público y con lo que se dotará a la ciudadanía de infraestructura de movilidad de primer mundo.

“Estamos hablando de dotar a la Ciudad de México de vehículos que van a generar hasta 50 por ciento menos de emisiones de contaminantes”, dijo.

El mandatario capitalino destacó que estas acciones forman parte del plan ProAire de la CDMX, el cual debería ser el modelo metropolitano.

Propuso a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) evaluar el plan ProAire para que se tome como modelo y aplicarlo en la zona de la Megalópolis.  “Ya lo tenemos, no se trata de entrar a una contienda política o una lucha de la hoguera de las vanidades, simple y sencillamente la CDMX tiene el ProAire”, indicó.

Explicó que en breve se estarán recibiendo los primeros 250 taxis híbridos que están en el paquete de financiamiento que se tiene con Nacional Financiera (NAFIN) y la instalación de las estaciones de recarga eléctricas en diversos puntos de la capital.

Las ubicaciones de estos centros son: Reforma y Auditorio Nacional; Horacio, Moliere, Tamarindos, Avenida México y Avenida Michoacán, La Condesa y Municipio Libre, entre otras.

Señaló que con estas acciones también se cumple el compromiso que se asumió con el C40 al hacer una transformación sustancial del transporte público.