Permite hacer depósitos hasta en cines

plan-de-retiro-con-estimulo-fiscal

De las más de 54 millones de cuentas individuales de Fondos para el Retiro en México, menos del 1.0 por ciento registra aportaciones voluntarias, situación que podría revertirse mediante un nuevo programa que permite realizar aportaciones a la pensión, al momento de hacer compras en supermercados o cines.

Como parte de la Semana de la Seguridad Social en México, organizada por el Senado de la República, el presidente de Vitalis y vicepresidente de la Sección de Pensiones y Seguridad Social de la Asociación Actuarial Internacional (IAA), Abraham Hernández, presentó el programa “Millas para el Retiro”.

Así, por primera vez la gente podrá ahorrar en pequeñas escalas mientras consume en determinados establecimientos.

Por ejemplo, dijo, si va al cine, puede ahorrar para su retiro una cantidad similar al costo del boleto; en el caso de la tienda, destinar el monto de un producto o bien, el de un litro de gasolina cuando cargue combustible.

Es decir, que cada vez que la gente haga un consumo, el empleado del establecimiento le preguntará ¿y para su retiro? y entonces el cliente tendrá la oportunidad de aportar algo para su vejez, explicó el directivo.

Todo ese dinero se depositará a una cuenta individual en la que niños, jóvenes y adultos pueden ir sumando recursos que les sirvan de manera complementaria al momento de su retiro.

El esquema busca que toda la población ahorre bajo un esquema autosustentable y de bajo costo administrativo, que además fomente la cultura del ahorro, resaltó Hernández.

Dijo que Millas para el Retiro prevé la participación de importantes cadenas de autoservicio como Walmart, servicios de telefonía como Telmex, cadenas de cines y tiendas de conveniencia, entre otros.

Es un proyecto ambicioso y de largo plazo que busca la participación de empresas y grandes corporativos, gobiernos, puntos de venta, el sistema financiero y “desde luego a todos los que integramos la sociedad como consumidores”, indicó el presidente de Vitalis.

Dijo que México cuenta con “uno de los peores esquemas de pensiones en el mundo, tan es así que es previsible que en menos de 30 años seremos un país de viejos pobres”, pero reconoció que la actual administración federal ya está tomando cartas en el asunto.