Bruselas, Bélgica. Científicos de la Universidad de Gante diseñaron una máquina capaz de convertir los orines en agua y fertilizante mediante el uso de la energía solar.

Sebastiaan Derese, uno de los científicos, explicó que la orina es recolectada en un depósito de gran escala y tratada con altas temperaturas mediante calentadores solares, y después pasada por una membrana para separar de la orina los nutrientes como el nitrógeno, potasio o el fósforo y finalmente el agua. Incluso, Derese comentó que durante un festival de música y teatro se pudieron recuperar más de mil litros de agua con las micciones de los asistentes.

El investigador dijo que a pesar de que existen más opciones para el tratamiento de desechos líquidos, el método de la Universidad de Gante funciona con una membrana especialmente diseñada para el ahorro energético.

agua 2Derese precisó que el objetivo es “instalar versiones más grandes de la máquina en eventos deportivos o aeropuertos, pero también llevarla a una comunidad rural en el mundo desarrollado donde los fertilizantes y el agua potable son escasos”.

Hace algunas semanas, se dio a conocer el caso del investigador mexicano de la Universidad Estatal de Sonora, Gabriel Luna Sandoval, quien desarrolló una celda de combustible para transformar los orines en biogás, que posteriormente puede utilizarse para cocinar o calentar el agua.

Durante una entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Luna Sandoval dijo que esa celda funciona pasando la corriente eléctrica para poder catalizar el efecto de electrólisis, que separa el hidrógeno y el oxígeno. “Al pasar la corriente eléctrica entre los electrodos se produce una electrólisis y es cuando se separan las moléculas de hidrógeno y oxígeno, y el primero es utilizado como biocombustible”, afirmó el investigador mexicano.

Además, Luna Sandoval dijo que con esta celda compuesta por electrodos de 20 centímetros cuadrados, que sería abastecida con los orines de uno o máximo dos adultos durante sus micciones matutinas, se podrían satisfacer las necesidades de gas de un hogar para cuatro personas durante siete días.

CK