Para lograr un lunge saludable para este regreso a clases es recomendable en primer lugar planear el contenido para que sea variado y se combinen las texturas y los colores…

En entrevista para Grupo Acir, Julia Salinas, especialista en Medicina General y Nutrición Especializada, explicó que “el luch tiene que ser aproximadamente el 10 por ciento del requerimiento calórico del día, entonces ese 10 por ciento tiene que ser de los nutrientes adecuados, no sólo de puro carbohidrato, azúcar o puro pan”.

En este luch no debe faltar la proteína que puede ser jamón o salchicha de pavo, atún, huevo, cuadritos de queso blanco o Oaxaca, o dar una porción pequeña de yogurt bajo en grasa y más proteína como el griego o surimi; incluir carbohidratos como los cereales como pan, galletas o barras pero integrales, esto con el fin de que este tipo de “carbohidratos liberen energía poco a poco”, explicó la nutrióloga Julia Salinas. Y con ello, dijo, evitar el golpe de azúcar que tiene a los niños corriendo durante el recreo y con sueño en las clases.

Los padres también deben incluir una porción de verdura como zanahoria, jícama, pepino, brócoli, varitas de apio o pimientos; además de una fruta de preferencia completa o bien picada en cuadritos y pelada. Aquí lo importante es que para impedir que se caliente, o se ponga pegajosa, lo ideal es poner una bolsa fría que se compra en las farmacias debajo de los recipientes de topperware o herméticos para que se conserve en una temperatura fresca.

En el caso del agua esta deber natural o bien enviar con rodajas de fresa, naranja, limón o varitas de olor como menta o hierbabuena o té helado y evitar jugos y refrescos “ que aportan calorías vacías a los chiquitos”.

En el caso de las lechitas con sabor, destacó que cada cuartito tiene de 3 a 4 sobrecitos de azúcar, que es la azúcar necesaria para todo el día, pero ya sumado con la comida, colación y cena se estaría sobrecargando a los pequeños de azúcar.

Es así que una opción es diseñarles dos o tres menús semanales: por ejemplo un sándwich de jamón de pavo, con queso, de atún de huevo o salchicha en un pan distinto como pan integral, blanco, de varios granos, de hog dog, o bollos

Y dado que a los niños les gustan las texturas crujientes, una buena opción es prepararles fresas con yogurt y almendras fileteadas o granola.

Y si por alguna razón les vas a enviar galletas o papitas, cuida las porciones, no les envíes el paquete complete o la bolsita, aunque esta sea pequeña, ya que siempre sobrepasa los requerimientos que el niño necesita. Lo ideal es dos galletitas o un puño de papas. “Las porciones que venden no tienen la cantidad de azúcar que requieren se pasa, y llegan a consumir el 100 o 150 por ciento del azúcar que necesitan en el luch”, dijo Julia Salinas.

Lo mejor, es ponerles en su lonchera una porción de semillas con arándanos y nueces y pasitas.