La energía que pagan los hogares mexicanos, se ha reducido en un 10% en promedio desde el 2014.

Al inaugurar una planta de energía eólica en Nuevo León, el Presidente Enrique Peña Nieto, reconoció que hay pequeñas alteraciones en el precio del energético cuando el mercado así lo marca, sin embargo, las familias mexicanas no se han visto afectadas por estos aumentos.

Incluso aseguro que la energía que se produce en México es mucho más barata que la que se vende en la mitad de los estados de la Unión Americana.