Tras la decisión del Consejo del PRD de que la secretaria general del partido, Beatriz Mojica, quede al frente del sol azteca hasta que se llegue a un consenso, la guerrerense negó que existieran sobresaltos entre la militancia.

La dirigente perredista aseguró que las decisiones que el partido tome en su conjunto serán respetadas, con el objetivo de llegar fortalecidos a las elecciones de 2017 y 2018, haya alianzas o no.

“Tenemos que fortalecer nuestros cuadros, tenemos que estar listos para que llegado el momento de la decisión de si vamos en alianzas o no, nosotros seamos capaces de encabezar las alianzas que se puedan hacer.”

Cabe destacar que el Consejo que elegirá a la nueva dirigencia se declaró en receso por dos semanas.