El PRD lamentó el asesinato de Ambrosio Soto, alcalde perredista del municipio de Pungarabato, Guerrero.

Mediante un comunicado el presidente del Consejo Nacional del PRD, Ángel Ávila, hizo un llamado a las autoridades para que los responsables sean presentados ante la Justicia.

El perredista recordó el alcalde ya había advertido sobre las constantes amenazas que recibía y de las extorsiones que el crimen organizado le exigía. Y aunque se veía venir un ataque de esas magnitudes, ni el gobierno federal ni el local reforzaron su seguridad.

Por ello, exigió una investigación de por qué no fue reforzada a pesar de todos los indicios y amenazas que recibía.

El instituto político destacó que de acuerdo a datos de la Asociación de Autoridades Locales de México, en la última década ya suman más de 75 alcaldes asesinados.