Luego de que se diera a conocer que dos mujeres policías del municipio de Santa Lucía del Camino, Oaxaca, fueron obligadas a desnudarse y sometidas a tocamientos por haber retenido al Regidor de Hacienda de dicho municipio durante un operativo de alcoholemia, el PRD pide el cese inmediato de los servidores públicos involucrados.

A través de un comunicado, la secretaria de Igualdad de Género del partido, Claudia Castello, advirtió que es inadmisible que además de la violencia sexual que se ejerció contra las mujeres policías, éstas sean amenazadas y se les impida, además, ingresar a su lugar de trabajo.

La perredista exige que los responsables sean procesados conforme a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos de Oaxaca, además de juzgados con base en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.