La empresa más grande de Internet, decidió cancelar el proyecto de su celular modular Ara, luego de tres años de desarrollar sus ideas.

Todo indica que los costos de producción como altavoz, cámara, display y batería, eran demasiado altos por lo que implicaba que se elevara el presupuesto.

En la pasada convención de Google I/O 2016 en San Francisco, se había confirmado el lanzamiento del prototipo que tendría fecha para septiembre de este año.

Su función particular era intercambiar las aplicaciones del smartphone con mayor facilidad, para que tuviera mejor acceso a lo que el usuario necesitaba, de una manera más personalizada.