Son suspendidos seis policías de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, que fueron captados en vídeo mientras “jugaban” en las instalaciones de su cuartel.

El castigo obedece a que las actividades que se encontraban realizando no corresponden a las funciones para las que están facultados mientras se encuentran en horas de servicio.

En el vídeo, se observa a un grupo de policías colgando a uno de sus compañeros, por medio del chaleco antibalas, en un gancho incrustado en el techo, quien permanece suspendido por unos segundos.

Ante ello los policías comienzan a reírse de manera contagiosa.

Cabe mencionar, que el elemento que es colgado no fue forzado o maltratado, pues se observa como incluso colabora para que su compañeros cumplan su cometido.