En Mexicali, Baja California, un cholo intentaba meterse a la casa de una vecina a robar, policías lograron detenerlo, sin embargo se les escapa.

Durante la detención, el delincuente forcejeó con los agentes municipales y mientras una persona intenta convencer al joven para que se entregará, otro grupo de personas llegan al lugar y lo liberan amenazando a las autoridades.