Con el propósito de inhibir la comisión de delitos en las unidades de transporte público, la Policía Federal, reforzó la instrumentación del Operativo Telurio a lo largo de la autopista México – Puebla.

A través de un comunicado se detalla que personal de las Divisiones de Seguridad Regional y Gendarmería establecieron un esquema de puntos de revisión aleatorios a lo largo de la vialidad federal, principalmente en los tramos que comprenden municipios como Ixtapaluca y Chalco, en el Estado de México.

Este dispositivo de seguridad consiste en que, de forma itinerante y en diferentes horarios, los elementos federales detendrán por un momento a autobuses, microbuses y camionetas del servicio público para efectuar una inspección a los usuarios, con el fin de detectar a personas que porten armas o sustancias ilegales, bajo un estricto respeto a los derechos humanos.