En Oklahoma las cámaras de seguridad de un autobús, captaron el momento en que un policía balea a un mexicano

Miguel Ángel Chávez, subió al autobús cuando escapaba de la policía luego de haber robado un auto.

Chávez pidió al chofer que no se detuviera y ordenó a los pasajeros que abandonaran la unidad.

Para su mala suerte al momento que los pasajeros descienden del autobús, agentes de la policía se encontraban en el lugar y se percataron de los hechos.

El primer policía que entró a la unidad intentó calmar al mexicano, pero intento quitarle el arma comenzando un forcejeo… Al ver la acción, otro policía no dudo en dispararle varias veces.