No… no en todo el mundo se puede jugar Pokemon Go… y es que, a pesar del éxito que ha tenido este juego para dispositivos móviles en los cinco continentes, hay gobiernos que prohíben capturar a Pikachu, Charmender y cualquier otro personaje.

Pokemon Go 2

Allí está Arabia Saudita, que renovó un edicto del 2011, en el que prohíben jugar Pokemon. Esta se aplica hoy al juego electrónico; pero hace cinco años aplicó para los juegos de cartas, pues consideraron que Pokemon violaba las prohibiciones islámicas contra las apuestas, el uso de símbolos masónicos y promovía imágenes indebidas.

Por otro lado, en el Palacio Presidencial de Yakarta se vieron obligados a colocar letreros en los que dice “Jugar o cazar Pokemon está prohibido en la zona del palacio”. Algo similar ocurre en el Museo del Holocausto, la Zona 0 de Nueva York en el Memorial 9/11 y Auschwitz.