El piloto italiano de MotoGP, Andrea Iannone, recurrió a métodos poco convencionales para recuperar las llaves de su auto que dejó olvidadas dentro de la lujosa unidad.

El ganador del GP de Austria y sexto en la clasificación general mundial de 2016 se encontraba en una gasolinera y al darse cuenta del olvido, tomó un martillo y destrozó la ventanilla de su Porsche.

La acción fue grabada en video y subida a la cuenta de Instagram del piloto, quien al final aparece con un vendaje improvisado, lo que hace suponer que metió la mano para abir los seguros.