LOPEZ CAMPALa Diputación Permanente de la ALDF aprobó hoy por unanimidad el punto de acuerdo que presentó el coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, Armando López Campa, para exhortar al secretario de Movilidad, Héctor Serrano, a que establezca una licencia de conducir específica para motociclistas y se condicione su otorgamiento a la debida acreditación de un examen de manejo.

En tribuna, el líder de la bancada de MC afirmó que en la Ciudad de México no existen requisitos específicos que permitan acreditar si un motociclista cuenta con los conocimientos básicos para conducir una motocicleta, basta con tener una licencia de automovilista, sin necesidad de mayor capacitación.

Reveló que según datos del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes, entre 2010 y 2013 al menos 6 mil 463 motociclistas murieron en calles y carreteras del territorio nacional, de los cuales 395 casos ocurrieron en la capital del país.

Dijo que en la Ciudad de México las muertes de motociclistas ocupan el tercer lugar de incidencias registradas, sólo por detrás de los peatones y conductores o acompañantes de un vehículo.

“Del primero de enero al primero de julio de este año, la Secretaría de Seguridad Pública ha sancionado a 36 mil 994 motociclistas por diversas faltas al Reglamento de Tránsito, entre ellas el no usar casco, aunque este sea el principal motivo de lesiones y muertes en accidente”, afirmó.

Indicó que las delegaciones con mayor número de motociclistas remitidos por faltas al Reglamento son Cuauhtémoc con 5 mil 448, Miguel Hidalgo con 3 mil 312, Iztapalapa con 3 mil 131, Azcapotzalco con 2 mil 224 y Gustavo A. Madero con 2 mil 9.

López Campa sostuvo que el uso de las motocicletas ha ido en aumento constante en la Ciudad de México debido a que su costo de adquisición es menor, así como el consumo de gasolina, los problemas de estacionamiento son menores y una mejor movilidad en horas de congestionamiento vial.

“Sin embargo, todos los supuestos beneficios que pudiera aportar este medio de transporte se reviran cuando analizamos la problemática que genera el motociclista en su afán por llegar primero a su destino y por contar con una mejor movilidad entre el tránsito vehicular”, comentó.

Al respecto, aseguró que la impericia de los motociclistas para rebasar a otros vehículos y para controlar la máquina se conjugan con el exceso de velocidad que alcanzan en la vía pública dañando vehículos estacionados o detenidos por el tránsito. Pasando la luz roja y atropellando incluso peatones y ciclistas.

Es común encontrarse con motociclistas inexpertos circulando por las calles y avenidas de la ciudad, más preocupados por no caerse de la motocicleta que atentos al entorno que transita a su alrededor.

Finalmente, informó que los factores de riesgo en los accidentes en motocicleta corresponde el 22% a jóvenes de 18 años de edad y la mayor parte de los accidentes ocurre entre los 17 y 37 años de edad, así mismo la mortalidad también es mayor entre los jóvenes de 18 años.