El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y los 55 secretarios generales seccionales, representantes de un millón 600 mil trabajadores de la educación, de los cuales un millón 200 mil son docentes, presentaron los resolutivos ante la Reforma Educativa

El Sindicato exige a la SEP se reconozca la formación inicial, continua y la profesionalización, eliminar del proceso de evaluación toda acción sancionadora o punitiva, diversificar los instrumentos de evaluación docente, tomando en cuenta los contextos de cada región, así como la instalación inmediata de un mecanismo de revisión y análisis riguroso de las primeras etapas de evaluación

Desburocratizar el proceso de evaluación simplificando procedimientos para hacerlos más cercanos a la práctica docente, con la modalidad presencial, cuando se amerite.

Incorporar al proceso de evaluación del desempeño: la autoevaluación, la evaluación entre pares, la evaluación de directores y de colectivos docentes, como formas de participación directa de los trabajadores en todo el proceso, con la finalidad de lograr una evaluación más realista, pertinente y más cercana a la experiencia cotidiana y contextual de los docentes