La Policia federal ejecutó arbitrariamente al menos a 22 de los 43 muertos en los hechos ocurridos en el “Rancho del Sol”, Municipio de Tanhuato, Michoacán, así lo determinó la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Al presentar los resultados de la investigación realizada, Ismael Eslava, primer visitador general del organismo nacional, detalló que 13 de los 22 ejecutados el 22 de mayo de 2015 no iban armados y a algunos se les disparó por la espalda.

De hecho, dio a conocer que la Policia Federal manipuló la escena del crimen.

“Las armas que se relacionaron con 16 cadáveres fueron colocadas deliberadamente por elementos de la Policía Federal.”

La CNDH determinó también que en los hechos imperó el uso excesivo de la fuerza y la tortura a los detenidos por elementos de la Policia Federal involucrados. Por todo ello, pide la reparación del daño a los familiares de los 22 ejecutados y de quienes sufrieron tortura.