A pesar de que se ha superado la “zona de turbulencia” para la economía nacional, la inversión sigue retrocediendo, disminuye la construcción y la infraestructura y el mercado interno sigue en desaceleración esto a pesar del repunte en el empleo.

La Confederación de Cámaras Industriales ( Concamin) en su publicación Pulso Industrial, destaca que aún estamos lejos de iniciar una etapa de
crecimiento acelerado, sostenido e incluyente.

En este sentido, el organismo que encabeza Manuel Herrera Vega, consideró que nuestras prioridades siguen siendo estabilidad macroeconómica e impulso de un crecimiento
dinámico e incluyente.

Así como consolidar las bases internas de crecimiento,
promover la modernización integral de la planta productiva e impulsar la productividad de la economía como la mejor alternativa para enfrentar la incertidumbre externa y aprovechar el talento y espíritu emprendedor de los mexicanos.