Pese a las distintas marchas que se realizaron el pasado en varios puntos del país, en contra de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, la Ciudad de México se consolida como una urbe de tolerancia y respeto.

La Consejería Jurídica y de Servicios Legales de la capital argumenta que desde 2010 a la fecha, la ciudad reconoce los derechos de la Comunidad LGBTTTI, así como la libertad que tienen todas las personas para formar una familia.

De acuerdo con la dependencia, la capital de México posee una cultura de la no discriminación y el trato igualitario es un pilar fundamental para tener una sociedad progresista e incluyente, por lo que en los últimos 6 años se han celebrado 7 mil 688 matrimonios entre personas del mismo sexo.

Finalmente destaca que la Ciudad de México fue la primera entidad del país y la décimo cuarta a nivel mundial en aprobar las bodas gay, lo que la convirtió en un referente para la nueva legislación que propone el ejecutivo federal.