Entre 2012 y 2015 el IMSS realizó 9 mil 710 trasplantes de órganos, de los cuales 5 mil 970 corresponden a riñón, dos mil 873 de Córnea, casi 600 de médula ósea, 141 de corazón y 130 de hígado, principalmente de personas que presentaron muerte cerebral, pero se necesita reforzar la prevención de enfermedades crónico degenerativas para incrementar el número de donantes

“a veces no es posible tomar el hígado, porque ese hígado proviene de un paciente que tiene obesidad, que tiene hígado graso, que ha tenido alcoholismo, el corazón, tiene que estar completamente sano”

Así lo dijo, José Alfonso Yamamoto, coordinador técnico de donación y trasplantes de órganos y tejidos del IMSS