En el marco del Cuarto Informe de Gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto ante 300 jóvenes de diversos estados del país reunidos en Palacio Nacional que participaron en un nuevo modelo de informe de gobierno, en el que dijo cambió el monólogo por el diálogo.

En un mensaje previo destacó que las prioridades de su gobierno para los próximos dos años son la: la educación de nuestros niños y jóvenes; la lucha en contra de la pobreza; la seguridad y la tranquilidad de los mexicanos; el combate a la corrupción y el respaldo a la economía familiar.

Aquí les aseguró que cumplirá con responsabilidad, sin reparar en consideraciones de popularidad personal o costos políticos. Por ello, se comprometió a mantener este ejercicio y replicarlo en el país.

Por eso invitó a los jóvenes en impulsar una nueva agenda, a ser críticos, pero mantener el optimismo: “denle espacio a la crítica, pero nunca pierdan realmente el optimismo que debe caber siempre en su corazón porque entre todos estamos construyendo una mejor nación”.