El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, giró instrucciones a la Secretaría de Gobernación, a través del Sistema Nacional de Protección Civil, para respaldar al gobierno del Estado de Durango.

Ante las fuertes lluvias que causaron daños en la región las Fuerzas Armadas están apoyando a los afectados por las anegaciones; el Ejército activó el Plan DN-III.

La capital del estado resultó afectada por las severas lluvias, que provocaron afectaciones en la población y sus bienes en un 80 por ciento del territorio del Estado.

En este sentido, destacó que “personal de nuestras Fuerzas Armadas ya se encuentra en labores de apoyo”.