En 2015 el IMSS otorgó 190 mil 50 consultas del mal de parkinson, enfermedad que se caracteriza por alteraciones en la postura, la marcha, rigidez, temblor de reposo y lentitud para moverse y tiene su mayor incidencia en personas mayores de 60 años, particularmente en hombres, aunque se presentan casos en jóvenes

Raúl Carrera, Jefe del Servicio de Neurología del Hospital de Especialidades, del Centro Médico Nacional Siglo XXI, dijo que el parkinson, a nivel internacional afecta entre uno a dos por ciento de la población adulta, pero el deterioro físico ocurre por la pérdida de neuronas a nivel de la sustancia negra, donde se produce la dopamina, neurotransmisor que permite realizar los movimientos del cuerpo en forma adecuada.

El IMSS tiene una la Clínica de Movimientos Anormales, como parte de la atención integral que otorga el Seguro Social, donde son atendidos derechohabientes con alteraciones neurológicas que presentan algún movimiento involuntario como tics, distonías y todo tipo de temblores, como en el caso de Parkinson.