Salda cuentas el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera con el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, alías el “Bronco”.

Y es que en diciembre pasado, los mandatarios locales apostaron 30 por ciento de su sueldo en un partido de futbol entre los Pumas de la UNAM y los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Sin embargo, el Jefe de Gobierno perdió por lo que este lunes además de firmar un convenio, acudió a Monterrey a pagar la apuesta.

“Yo tenía el pendiente de cumplir con la apuesta de Pumas-Tigres, y qué mejor que sea para esta buena causa, una causa muy importante, muy noble”.

El mandatario capitalino pagó la apuesta con 15 laptops de 4 mil 500 pesos cada una, dando un total de 67 mil 500 pesos, esto es, 42 mil 500 más de lo que correspondía al 30% de su sueldo.

Estos equipos beneficiarán a dos mil jóvenes del Centro de Computación ubicado en la Comunidad de Santa Rita Galeana, al sur del estado.