Pues que siempre sí hay una orden de captura contra del exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés.

Por lo anterior el exmandatario estatal, se amparó.

Padrés a través de sus abogados, obtuvo una suspensión provisional contra alguna orden de captura.

En el juicio de garantías, los abogados argumentaron que desde el 13 de septiembre hay una orden de captura por su presunta responsabilidad en delitos como enriquecimiento ilícito y desvío de recursos.

Fue el Juzgado Décimo Segundo de Distrito de Amparo en Materia Penal con sede en la Ciudad de México, el que concedió el amparo aunque hay una precisión, esta protección es sólo para delitos no graves, eso significa que si se le imputa algún delito que sea considerado como grave y las autoridades lo requieren, no estará protegido.

El exgobernador tuvo que dejar como garantía, 72 mil 500 pesos.