Es ingenuo pensar que legalizando la mariguana disminuirá la violencia, así lo dijo Consuelo Mendoza, presidenta de la Unión de Padres de Familia.

“Es ingenuo pensar que la simple legalización del uso, portacion y comercialización de la mariguana baje los índices de violencia relacionados con la venta de drogas, recordemos que el crimen organizado no sólo distribuye mariguana, sino está asociado con otras drogas y mucho más delitos.”

La representante de padres de familia hizo un llamado a gobernadores y legisladores a impulsar leyes que promuevan la educación, la cultura y el deporte.

Por último explicó que si el problema es la criminalización del consumidor entonces los esfuerzos deben encaminarse a evitar las injusticias.