Se estima que cada año, se diagnostican entre 100 y 150 casos nuevos de osteosarcoma, que es el cáncer de huesos más frecuente y afecta principalmente a niños y adolescentes.

Ramón Bague, ortopedista oncólogo del Hospital Infantil de México, informó que las regiones del cuerpo donde con mayor frecuencia se forma esta masa palpable son los huesos cerca de la rodilla, el fémur y el húmero y los síntomas son hinchazón en la parte afectada, dificultad para caminar, cambios de coloración y aumento en el tamaño de las venas.

Con una radiografía y resonancia magnética de la extremidad, se puede realizar un diagnóstico oportuno Asimismo, se realiza una tomografía de pulmón, ya que este padecimiento suele presentar metástasis y desplazarse de la zona.

El tratamiento consiste en una cirugía para retirar el tumor, además se aplica quimioterapia. Concluyó que el HIM brinda el tratamiento para estos pacientes con el apoyo de un equipo multidisciplinario, y recomendó sobre todo a los adolescentes que si presentan dolor recurrente en la zona de la rodilla, acudan a una revisión médica para descartar o descubrir esta patología.