El Frente Indígena y Campesino de México rechaza tajantemente la acusación que hacen el Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo y el Comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo de que miembros de organizaciones campesinas e indígenas hayan participado en el enfrentamiento con la fuerza pública el domingo pasado en Asunción Nochixtlán con armas de fuego.

Fue así que negaron que integrantes del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ) utilicen la violencia en las luchas que emprenden, y mucho menos hayan llegado y agredido con armas de fuego a la población civil e integrantes de la Policía Estatal y Federal como lo señalan altos funcionarios del gobierno federal.

También rechazan que la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo de Oaxaca (UCIZONI) haya convocado a la población a saquear comercios en Matías Romero, Oaxaca.

Ante esta situación, el Frente Indígena y Campesino de México condenaron el uso excesivo de la fuerza efectuado por la Policía Federal y Estatal de Oaxaca contra el magisterio, padres de familia y organizaciones sociales que se manifestaban en Asunción Nochixtlán, Hacienda Blanca y Huitzo, Oaxaca como se manifiestan en gran parte del territorio oaxaqueño debido a la cerrazón y negativa al diálogo por parte del gobierno federal.