Expertos de la ONU exhortan al Gobierno de México a llevar a cabo una investigación justa e imparcial en el caso del asesinato de Miriam Rodríguez Martínez, una madre que se convirtió en activista después de la desaparición y asesinato de su hija. También solicitan medidas de protección a su familia y miembros del colectivo que representaba.

Los expertos del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias, el Relator Especial sobre la situación de los defensores de derechos humanos y la Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, aseguran que éste es otro horrible ejemplo de la violencia que hay contra aquellos que reclaman verdad y justicia en México.

En un comunicado, los representantes de Naciones Unidas celebran las medidas anunciadas para fortalecer el Mecanismo Nacional de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, pero llama a su pronta implementación para asegurar que los defensores puedan llevar a cabo su trabajo en un ambiente seguro y propicio.