En el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) subraya la obligación de las autoridades de poner en el corazón de sus esfuerzos la búsqueda efectiva que lleve a esclarecer el destino de todas las personas desaparecidas.

En un comunicado, el organismo internacional hace un exhorto para que la ley general sobre la desaparición de personas, que está a discusión en el Congreso de la Unión, pueda ser aprobada.

La oficina de Naciones Unidad afirma que es indispensable la implementación de mecanismos de rendición de cuentas para aquellos servidores públicos que por acción u omisión obstaculicen la búsqueda de las personas desaparecidas.

En relación con los restos humanos encontrados, advierte que deben ser tratados con dignidad y respeto y sean analizados conforme a los más elevados estándares científicos, garantizando identificaciones veraces.